fbpx

The corners that you have to see in Seville yes or yes

In Our Areas, Routes rv

Sevilla tiene una cosa que solo tiene Sevilla. ¿Qué será? Pues en realidad hay más de una. Miles de rincones por los que perderse en cualquier época del año. Hasta en verano, ¿eh? La lista sería interminable, pero nos vamos a encargar de facilitaros un poco el planning contando qué hay que ver en Sevilla según nuestras recomendaciones.

Lo primero de todo, si vas en autocaravana, caravana o camper, es reservar plaza en un espacio acondicionado para este tipo e vehículos. Precisamente, en Áreas Autocaravanas contamos con una zona especial, muy cerca del centro.

Una vez llegados al area of Seville, toca conocer la ciudad. Puedes probar a hacerlo en bicicleta. Ya sea sobre dos ruedas o andando, lo mejor es empezar por el centro y su plato fuerte: la Giralda y la Catedral. Se trata del tercer templo cristiano más grande del mundo, acompañado por su imponente torre que preside la ciudad desde época almohade. Este conjunto, junto a los vecinos Archivo de Indias y Alcázar están declarados Heritage of Humanity.

Después de visitar los tres monumentos, tenemos justo al lado el barrio de Santa Cruz para perdernos. Muchas de sus calles fueron parte de la antigua Judería y están llenas de leyendas únicas como la de Susona, una judía que vendió a su padre por un amor cristiano del que luego se arrepintió. Si queréis saber más sobre su historia, os recomendamos pasaros por la calle homónima. Los románticos también quisieron situar en este barrio los vestigios de Don Juan Tenorio y su particular historia con Doña Inés.

El corazón que a Triana va…

Ahora vamos a cruzar la arteria principal de Sevilla, el Guadalquivir, para llegar a Triana. Este barrio siempre fue un punto y aparte, pues estaba separado del resto del núcleo de población tanto por el río como por las murallas. Esta circunstancia le ha aportado una forma de ser distinta al resto. Los trianeros ven la vida de una forma muy especial y abren las puertas de su casa a todo aquel que se pase por allí.

Para entrar, es casi obligatorio pasar por el puente de Triana. Desde su inauguración en el siglo XIX se ha convertido en el emblema del barrio y podemos ver su huella en el mobiliario urbano, las casas o los bares. Sus peculiares aros no dejan indiferente a nadie.

En su bajada hacia el Altozano, el Mercado es el punto de encuentro de los vecinos. Carnes, frutas, pescado y quesos de la mejor calidad y precio se pueden adquirir para preparar una buena cena en pareja o familia. Si no, también hay varios bares donde comer allí mismo y rematar la visita en el pequeño teatro que ocupa varios antiguos puestos.

La magia de la Plaza de España

Ir a Sevilla y no visitar la Plaza de España merece castigo. Este espectacular monumento no deja indiferente a nadie que se deja caer por allí. En menos de una década cumplirá un siglo y es la ocasión perfecta para dar un agradable paseo por esta obra que salió de la mente del arquitecto Aníbal González.

Y por si fuera poco, la Plaza de España es la antesala de otro lugar imprescindible como el Parque de María Luisa. El jardín de Sevilla lo podríamos llamar, con una variada vegetación y todo tipo de glorietas y plazas de estilo regionalista.

Qué hay que ver… y comer en Sevilla

No nos olvidamos de que también habrá que reponer fuerzas. Nuestra recomendación especial es la experiencia culinaria de El Colmaíto, un bar situado en el Casco Histórico.

Otras actividades gastronómicas que no podéis perderos son las siguientes:

  • Tapear en El Rinconcillo, el bar más antiguo de la ciudad.
  • Probar el vino de naranja del Peregil, mirando a la Giralda y sin correr por sus servicios.
  • Tomar una cerveza en la Plaza del Salvador.
  • Comer codornices fritas en Casa Ruperto, un señero bar de Triana.
  • Comer pescaíto frito en alguno de los restaurantes de la calle Betis, con vistas al río y la Torre del Oro.
  • Si vas entre mayo y principios de julio, no te olvides de probar los caracoles en alguno de los muchos bares que lo sirven. ¡Chupito de caldo incluido!

Así que ya lo sabes, todo esto que hay que ver en Sevilla te está esperando, con mucho más. Ponte al volante y no te olvides de reservar en el área de autocaravanas para completar tu experiencia.

Recommended Posts

Leave a Comment

0
Patrimonio de la humanidad España